martes, 11 de diciembre de 2012

. Sopa de cebolla

Aquí estoy otra vez. Esta receta la he visto en muchos blogs de cocina, creo que la vi en el blog de recetas de rechupete, y tenia ganas de hacerla. el único inconveniente que tiene es que precisa tiempo, es fácil de hacer pero necesita de su tiempo y su fuego lento. Este finde me he animado a hacerla y tal y como comentaban merece la pena. Nunca he sido muy partidaria de hacer sopas con pan migado, es la única manía culinaria que tengo, bueno que tenía, después de hacer la sopa de tomate y ésta se me ha quitado esta manía. Es una sopa que queda ideal como primer plato, aunque os confieso que nosotros la hemos comido de plato único y hemos quedado bien saciados. De hecho esta noche la prueban los mellis. La palabra que la define es una sopa fina y elegante, de sabor agradable, reconfortante.
El origen de esta sopa es Francia, en época de los tres mosqueteros la tomaban por lo económica que era y lo reconfortante después de juergas nocturnas. El plato se ha generalizado y ya se ha convertido en un clásico en Francia.

Ingredientes:
  • 6 cebollas grandes, no no me he equivocado, son seis.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra (Aove), sobre unos 30 ml.
  • 60 g de mantequilla.
  • 3 cucharadas de harina normal de trigo.
  • 1 diente de ajo
  • 2l de caldo. Yo siempre uso caldo que yo elaboro, en esta ocasión no tenia y use un brick de caldo de pollo ya elaborado, era de 1 litro.
  • Rebanadas de pan (12). Yo use para los dos 6, me sobro caldo que reservé para otra vez.
  • Sal y pimienta negra recién molida.
  • 20 ml de coñac. Un chorrito.
  • 100 gr de queso rayado para gratinar.
Preparación:
  • Cortamos las cebollas en juliana fina y el diente de ajo. Reservamos.
  • En una olla amplia echamos el aceite y la mantequilla, dejamos que se caliente. Echamos la cebolla, revolvemos bien, añadimos sal y pimienta  y vamos rehogando dando vueltas de vez en cuando sin que se quemen. Pondremos a fuego no muy fuerte y dejamos que se pochen alrededor de 25 minutos. Si usáis la olla con tapa se concentraran más los jugos y el propio vapor pochará antes las cebollas No tiene que estar doradas sino blanquecinas. Aquí es donde se lleva todo el tiempo la receta.
  • Echamos las cucharas de harina, revolvemos bien unos segundos. añadimos el brandy y dejamos que se evapore el alcohol, vamos dando vueltas.
  • Introducimos el caldo, que puede ser de carne o pescado para darle el toque que queráis. Dejamos hervir 15 a 20 minutos.
  • Luego colocamos en una fuente las rodajas de pan. Servimos por encima la sopa. Espolvoreamos con el queso. Yo use mezcla de quesos de Mercadona. Ponemos en el horno a gratinar 5 o 6 minutos. Os aseguro que no os dejara indiferentes, suave con ese toque a mantequilla, mmmmmmm!!!! Muy francesa.





6 comentarios:

Mariquilla Maria dijo...

Esta me la apunto, ya te diré como me queda, tiene una pinta estupenda...Besos

mari p dijo...

Tiene muy buena pinta,pero yo el pan ese mojao no es lo mio. BESOS.

Padawan dijo...

Me encanta la sopa de cebolla y ahora que la has puesto me doy cuenta de que hace algún tiempecín que no la hago!!!
Un beso.

Maru dijo...

Mari P eso decia yo. De verdad que no puedo con los gazpachos migaos y esas cosas, pero he probado y esta buenisima. animaros a hacerla es facil y ya me decis

Juan Luís González dijo...

Me ha gustado bastante esta receta, sobre todo la falta de prisa por hacer las cebollas. Despacito, si señor. Muy rica. Gracias

Maru dijo...

Pruebala Juan Luís y ya me contarás. con los ingredientes que lleva y parece plato de lujo. Gracias.

Publicar un comentario en la entrada