miércoles, 2 de noviembre de 2011

. Dulce de membrillo

Cuando llega la fecha de Todos los Santos, empiezo a ver en algunas fruterías los membrillos, así que me animo a hacer el dulce, nada que ver con el que se compra en tiendas y que conste que también me encanta.
El caso que este año trabajando y con mis mellis empezando a caminar, como que no disponía de mucho tiempo, he buscado un huequito y me han salido unas cuantas de tarrinas que como todos los años se las regalaré a mi suegra y a mi madre.

Para hacerlo siempre me he basado en la receta de Cristina Galiano y en sus consejos, pero antes lo hacia solo con la thermomix y me eternizaba cociendo los membrillos, este año y siguiendo sus consejos me ha propuesto cocerlo en mi olla super rápida Wmf ( se que no debería poner marcas, pero porque  no hacer publicidad de los buenos artilugios de cocina). El resultado ha sido fantástico, es que no he tardado nada en hacerlo. Os lo recomiendo, si os gusta el dulce de membrillo esta es vuestra receta.

Ingredientes:

  • 1 kilo de membrillos.
  • 1 kilo de azúcar.
  • Zumo de limón.
Preparación:

No asustarse con la receta, para que no resulte demasiado laboriosa mejor disponer de buenos instrumentos: un buen cuchillo, porque partir los membrillos sin un cuchillo afilado es difícil y una buena olla, enseguida tendréis el membrillo cocido, pero bueno si tenéis otro tipo de olla tampoco pasa nada, tardará un poco más y listo.

Hay que tener claro la proporción entre membrillo, azúcar y limón. en mi caso pesé los membrillos después de cortarlos y quitarles el corazón y me quedaron 1700 gramos de membrillo. Puse la misma cantidad de azúcar 1700 gr y 170 gr de zumo de limón. Es decir hay que poner, la misma cantidad de membrillo que de azúcar (no pongáis menos que puede no cuajar), de limón seria la décima parte.

Primero lavamos bien los membrillos debajo del chorro de agua fría y le vamos dando con los dedos para quitar toda la pelusilla, una vez lavado los secamos con papel de cocina.
Después con un cuchillo grande y bien afilado cortamos a la mitad los membrillos por la parte mas ancha, luego cortamos cada mitad en cuatro partes, todo encima de una tabla de cortar. le quitamos el corazón y todo lo feo que veamos.

Una vez cortados, lavados y secos, los pesamos en la thermomix o cualquier balanza. Una vez pesados, colocamos una fuente grande en la thermomix, destaramos y pesamos la misma cantidad de azúcar, en mi caso 1700 gr. En otro cuenco mas pequeño pesamos también el zumo de limón, ya sabéis la décima parte de el peso de los membrillos, 170 gr en mi caso.
ponemos el zumo de limón, el azúcar y los trozos de membrillos en la olla, la dejamos destapada durante unos diez minutos a fuego no muy fuerte. Luego tapamos la olla, esperamos a que suban los dos anillos, una vez arriba dejamos siete minutos, esperamos a que bajen y abrimos. Una vez cocidos, lo echamos en la thermomix, a mi no me cabían y tuve que hacerlo en dos veces, es un rollo, mejor hacer menos cantidad. Lo vamos troceando unos minutos hasta que este hecho una crema fina, llendo y viniendo progresivamente del 5 al 9.
Una vez triturado lo vertemos en recipientes planos de plástico y lo dejamos DESTAPADO toda la noche hasta que se enfríe. Al día siguiente se tapa y se mete en la nevera. Así nos puede durar hasta un año. Mejor taparlo frío, porque si lo tapamos caliente las gotas de evaporación del agua que se quedan en la tapa volverán al dulce y puede que así no cuaje, así que dejarlo en la encimera toda la noche que no va  a pasar nada.




Os dejo unos consejos que Cristina Galiano hace del membrillo y que me parecen muy interesantes.
Aunque el membrillo es un fruto de aspecto "seco" tiene un 86,4 por ciento de agua. por ello no hay que añadir ninguna para su cocción ya que suelta suficiente. Si se la añadiéramos, luego habría que evaporarla a fuerza de cocer y cocer.
  • el membrillo no debe pelarse nunca ya que en su piel es donde se encuentra la mayor cantidad de pectina, un espesante natural que se utiliza en la fabricación industrial de todas las mermeladas y confituras.
  •  La pectina es una fibra suave que no se asimila sino que pasa a través del intestino absorbiendo agua y entonces se hincha y hace de tapón evitando que se pierda agua por el intestino, de esta manera frena las diarreas.
  • La pectina al oxidarse, por ejemplo al rallar manzanas, tiene todavía mas capacidad para absorber agua, y por eso se acostumbra a dar manzana rallada a los niños con diarrea o descomposición.
  • El membrillo es una de las frutas que más fibra tiene, la que mas después de los nísperos. por este motivo también es un buen regulador intestinal y sirve para contrarrestar el estreñimiento. Aunque parezca una paradoja, el membrillo sirve para ambas cosas, frenar las diarreas y combatir el estreñimiento.
  • Cuando estéis cociendo la mezcla de membrillos y azúcar, tener cuidado de no quemaros porque aunque el membrillo no está todavía terminado su temperatura es muy elevada, como en el caso del caramelo.











3 comentarios:

Roció y Jose Manuel, "lasrecetasdetriana.blogspot.com" dijo...

El membrillo nosotros se lo dejamos a la abuela...se entretiene y la verdad es que nos lo hace muy bueno!!! Tenemos que aprovechar...
Besos

Maru dijo...

Jajajaj, si que es receta de abuela.

Roció y Jose Manuel, "lasrecetasdetriana.blogspot.com" dijo...

Te invitamos a participar...
http://lasrecetasdetriana.blogspot.com/2011/11/una-receta-para-ruth-y-jose.html

Un saludo

Publicar un comentario