sábado, 13 de julio de 2019

. 24 Magdalenas sin lactosa. (Buenisímas)

Como le pueden gustar tanto a mis hijos las magdalenas. mi madre se las compra en bolsas del pueblo y tienen una pintaza, pero te pones a mirar los ingredientes y llevan un montón de E con un numerito al lado, serán estabilizantes o sepa dios. Así que he decidido hacerlas yo y estoy en ello. Miedo me da, pero arriesgarme me arriesgo y si me salen buenas....

DÍAS DESPUÉS.....Exquisitas, altamente recomendables. Le voy a poner una pega a la receta, salen 24, la mitad de la masa la congelé en una bolsa de plástico y las he hecho hoy, pero entre lo que se pierde en la bolsa,....me han salido 8. Así que prefiero hacer dos veces 12. Esta receta la bautizare como 24 magdalenas, pero voy a pensar un poco a ver si encuentro la proporción de 12. El día que necesite 24, las hago en dos veces en el horno y listo, espero los veinte minutos, me compensa más que meter en una bolsa la masa con el guarreteo correspondiente.

Ingredientes:

  • 350 gr de harina de trigo.
  • 100 gr de aceite de girasol.
  • 100 gr de aceite de oliva, como no me fio mucho de mi aceite de oliva, es un aceite muy potente, virgen extra, de la almazara, le he puesto 150 de girasol y 50 de oliva.
  • 250 ml de leche semidesnatada sin lactosa, en mi caso.
  • 3 huevos.
  • La ralladura de medio limón.
  • 200 gr de azúcar blanco.
  • Una pizca de sal con los dedos.
  • 1 sobre de levadura química del tipo Royal.
  • Moldes de papel de magdalenas para meter dentro de otro de metal.
Preparación:
  • Seguro que en la thermomix salen espectaculares, pero yo las he hecho en un bol y con la varilla electrica de batir, cuidado que salpica. La próxima de 12 la voy a intentar hacer en la thermomix.
  • Lo primero de todo he ido preparando los ingredientes, pesados y la harina tamizarla desde el principio así es mejor.
  • Una vez en la encimera todos los ingredientes, ponemos en un bol los tres huevos y el azúcar y batimos con una varilla eléctrica hasta que quede una mezcla blanquecina.
  • A continuación echamos la ralladura del limón y la pizca de sal y batimos.
  • Después sin dejar de batir vamos echando poco a poco los dos aceites hasta que este todo mezclado.
  • Ponemos la leche poco a poco.
  • Vamos echando la harina tamizándola, es lo que me costo mas trabajo porque el agujero del colador era muy pequeño y no pasaba y tardé bastante, mejor tenerlo preparado de antes, echándola en un colador pequeño y dando toquecitos para que las impurezas de la harina queden en el colador y no pase a la masa. tamizar también la levadura e incorporar.
  • Una vez que tenemos la masa elaborada la dejamos en un bol y le ponemos un papel film encima y la dejamos reposar durante 30 minutos dentro de la nevera o si queréis lo podéis hacer el día antes.
  • previamente iremos precalentando el horno, calor arriba y abajo, 200 grados y sin ventilador, para que se hagan de forma homogénea. Sin ventilador, es importante.
  • Una vez que ha reposado colocamos los moldes de papel dentro de los de metal, rellenamos con una cuchara de helado de esas metálicas o una cuchara normal, llenamos las tres cuartas partes y al final le ponemos un poquito de azúcar con los dedos, no mucha. y horneamos entre 15 y 20 minutos, lo vamos viendo hasta que estén doraditas. consejo importante, no abrir el horno mientras se están haciendo.
  • No se como sabrán, pero la pinta es buena. la masa que ha sobrado la he metido en una bolsa en el congelador, pero no me convence la idea no me vea la que he liado. Tengo que investigar un poco.




No hay comentarios:

Publicar un comentario